Menu

La Calle Capón, el barrio chino de Lima

No es tan grande ni glamuroso como el de San Francisco o Nueva York, pero el barrio chino de Lima tiene su propio encanto. Es un pedacito de Oriente incrustado en el tráfago vehicular y comercial del centro de la ciudad, que durante décadas ha luchado por sobrevivir.

Allí donde el calendario tiene 13 lunas y donde el olor a pato asado impregna el ambiente, se encuentra la legendaria Calle Capón, donde aún es posible ver a los viejos comerciantes que no se rinden ante una época marcada por la tecnología y los centros comerciales.

Ahora ya no es barrio, ni tiene muchos chinos, pero fue el sitio donde el chifa, el chow mein y la acupuntura llegaron a Lima. Hoy, orgullosamente remodelado, la Calle Capón sigue siendo motivo de atracción, aunque debido a lo pequeño de su tamaño (apenas una cuadra) no está ni por mucho a la altura de todo lo que la migración china ha representado para el Perú.

 Lo que se conoce como el “Chinatown” de Lima, que abarca la calle Capón (cuadras 7 y 8 ) y los jirones Andahuaylas (cuadras 7 y 8), Paruro (cuadras 7,8 y 9) y Huanta (cuadra 9). Aquí funcionaba los mejores chifas de la ciudad, siendo los más conocidos el Ton Qui Sen, San Joy Lao, Men Yu, Kuong Tong y Tong Po. Eso hace cuatro décadas. Hoy, el Barrio Chino va reencontrando el esplendor de antaño.

Capón nació en el siglo XIX, de los auténticos comerciantes chinos que descienden de los antiguos ‘coolíes’ que llegaron a Perú a trabajar en las haciendas. Despúes de terminar su contrato laboral alquilaron un lugarcito en el hoy llamado barrio chino. Y desde ahí se multiplicaron como hongos. Vendieron, abrieron bodegas, cocinaron. Se quedaron y formaron el asentamiento de cantoneses más importante del país.

Actualmente, en el Barrio Chino, funciona la Sociedad de Beneficencia China, circulan dos periódicos chinos; La Voz de la Colonia China y el Man Chin Po, el diario chino más antiguo de América. También hay tres templos: el ‘Ku Kun Chaou’, el ‘Pun Yi’ y el ‘Y Chin’, donde se lee el antiguo oráculo chino y se dan clases de artes marciales.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.