Menu

Iglesia Y Convento De Santa Catalina

El Acllahuasi, la Casa de las Vírgenes del Sol, con sus muros incaicos, sirvió de base para la construcción del Templo y Monasterio de Santa Catalina, orientado hacia la parte sur de la Plaza de Armas.

Pintores que sobresalieron en el siglo XVII han dejado un legado de primera calidad.

Están allí las obras de Francisco Albani “La Ofrenda a la Virgen”, de Juan Espinosa de los Monteros “La Apoteosis de la Fundación” y Lorenzo Sánchez “La Asunción de la Virgen”.