Menu

El balneario de Ancón

A fines del siglo XIX, el esplendor del balneario de Ancón era tal, que el entonces presidente José Balta mandó construir una estación de tren para que los distinguidos viajeros pudieran llegar sin problemas hasta allí, ya que el viaje a caballo significaba sortear a más de un bandido.

El recorrido, 43 km. al norte de Lima, puede realizarse en auto hoy en día, en no más de una hora. Vestigios de ese pasado republicano de esplendor se han perpetuado en las hermosas casonas que encontramos cerca de su plaza principal.

Pero el pasado de Ancón encierra también una intensa actividad de trashumantes e importantes culturas preíncas, que lo constituyen actualmente un valioso escenario arqueológico. El Museo de Sitio de Ancón, ubicado dentro de este circuito, ofrece un amplio panorama de este legado histórico a través de más de 3.000 piezas, constituidas por piezas cerámicas, textiles y fardos funerarios.

El veraneante puede encontrar actualmente en la bahía de Ancón, además del patrimonio histórico ya mencionado, diversas playas con características ideales para la práctica de deportes náuticos como la vela, el remo, el uso de esquí y motos acuáticas, entre otros. Destacan Miramar, San Francisco, Las Conchitas, Playa Hermosa y Los Calatos.

De otro lado, la municipalidad de esta localidad ofrece recorridos por los 13 islotes que se ubican cerca al litoral. Las embarcaciones salen diariamente desde el muelle y la travesía permite observar un sinfín de aves, tales como gaviotas, pelicanos, zarcillos, zarapitos, chorlos, entre otros, así como una variada fauna marina que incluye pingüinos de Humboldt y lobos marinos.

One Comment
  1. juryh 05/05/2011

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.