Menu

CUZCO La capital arqueológica de América

CUZCO
La capital arqueológica de América está elevada a 3,399 m.s.n.m. Su fundación data del siglo VII DC, por su primer Inca Manco Cápac.
El cuzco es una de las pocas ciudades donde aún podemos observar casi en su totalidad la grandeza de un pueblo, que a base de mucho esfuerzo y sacrificio, sembró las bases del imperio inca.
Muchas de las iglesias, están levantadas sobre antiguos santuarios incas y en todos los alrededores existen caminos incaicos o “qhapaq ñan” que comunicaban todo el enorme imperio del tahuantinsuyo, que abarcaba casi toda america del sur, siendo el cuzco, la ciudad principal.
La ciudad, sin embargo, muestra muchos otros atractivos que por sí solos serían suficientes para atraer al turista: la Plaza de Armas, llamada Huacaypata por los incas, el barrio de los artesanos de San Blas, el Convento de Santo Domingo, construido sobre el Templo del Sol o Koricancha, los palacios del inca y de su corte, y muchas otras maravillas arqueológicas e históricas. 

 

A las afueras de la ciudad se pueden recorrer además una serie de circuitos que en su mayoría, incluyen las imponentes ruinas de Sacsayhuaman o de Tambomachay- en los que el visitante puede realizar todo tipo de deportes de aventura y ser partícipe de las más espectaculares festividades religiosas del continente. Algunas de estas celebraciones -como las del Qoyllur Rit`i, que se realiza a 4.000 metros sobre el nivel del mar, la procesión del Corpus Christi o el célebre Inti Raymi- se cuentan entre las más impresionantes de su tipo en el mundo. Poseedora de una trepidante vida nocturna, Cusco es también una ciudad mágica, vertiginosa y excitante. Esto, junto con la riqueza arqueológica que se encuentra casi en cada una de sus calles, hacen de la ciudad sagrada de los incas el más espectacular de los destinos turísticos del Perú.
Y para quienes buscan la aventura y el misterio, el cuzco cuenta con el circuito de trekking más conocido y quizá más concurrido del planeta, el camino inca a machu pichu, atravesado casi en su totalidad por “capac ñan” originales, formando parte de los más de 23.000 km de caminos construidos por los Incas en Sudamérica. 

 El recorrido se inicia en la localidad de Qorihuayrachina, a la altura del kilómetro 88 de la vía férrea Cusco-Quillabamba y toma entre tres y cuatro días de ardua caminata. Durante la ruta, que atraviesa una impresionante gradiente altitudinal -con climas y ecosistemas tan diferentes como la puna altoandina y los bosques de neblina- se deben superar dos abras o pasos a gran altura (el mayor de ellos, Warmiwañuska, a 4.200 msnm) para concluir finalmente con un mágico ingreso a Machu Picchu a través del Inti Punku o Puerta del Sol.
En Cuzco, encontraremos de todo para todos, desde increíbles circuitos tradicionales para conocer el milenario pasado de los incas, hasta seguir caminando sus caminos aún conservados o ascender alguna de sus míticas y sagradas cumbres a más de 6,00 metros de altura. 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.