Menu

Aclla – Huasi La Casa de las Escogidas

Cuando se visita el templo y convento de Santa Catalina se aprecian los muros de piedra granito que en la época de los Incas formaron el edificio donde se mantenían aisladas a las escogidas o acllas del Sol. Eran cientos de mujeres, bellas y vírgenes, que los pueblos sometidos entregaban al Inca como una especie de tributo.

Enclaustradas desde muy niñas eran dedicadas a servir a distintos fines. Unas estaban destinadas ex elusivamente al culto al Sol, y otras a acrecentar el fuego sagrado o a atender al Inca y a sus jefes.

La prohibición de ingresar al Palacio de las escogidas era observada rigurosamente y nadie osó profanar el recinto.

Los restos de este Palacio que se conservan destacan por su sólida construcción y la precisión con que se unieron las piedras, tal como se observa en el muro exterior de la calle Arequipa.